Caras sin rostro: la prosopagnosia

Imaginad que os despertará en vuestra cama, miráis la cara de la persona que duerme a vuestro banda y no la reconocéis. Su cara es una suerte de cuadro de Picasso donde identifica un ojo aquí y allá, una trompa relativamente favorecedora, unos labios que toda …
Estudiar más

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *